Mejor precio garantizado

Inserte su código Promocional

Información y reservas

T. +34 971 631 450
info@hotelsollerbeach.com

Situación

Ver mapa situacion
Trip holidaycheck

Serra de Tramuntana

Un lugar para Soñar...

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2011, el paisaje cultural de la Serra de Tramuntana se extiende unos 90 km de suroeste (Andratx) a noreste (Pollença) de la isla de Mallorca. Este paraíso natural ofrece un panorama inusual y maravilloso, la fusión perfecta de las altas montañas de la sierra, como el Puig Major, el Puig de Massanella o el Puig Tomir, con el mar Mediterráneo. Tanto su particular geología como su diversidad de flora y de fauna son algunos ejemplos de la belleza que caracteriza a las pequeñas y pintorescas localidades y aldeas de la zona: Sóller, Valldemossa, Deià, Estellencs, Esporles, Banyalbufar, Fornalutx, Puigpunyent, Escorca o Pollensa. Estos son solo algunos de los lugares por donde debería pasar cualquier ruta que se organice por Mallorca.   

La historia, la cultura y la arquitectura son tres aspectos clave que se entrelazan para conformar  la esencia que mantienen todos los pueblos de la Serra de Tramuntana. La cultura asociada a la agricultura mediterránea se aprecia por las típicas construcciones de los márgenes de piedra en seco y por el cultivo del olivo. También encontramos complejos sistemas de regadío y de control de excesos híbridos que provienen de rieras, barrancos y torrentes, como pueden ser acequias, pozos, fuentes de mina, norias, aljibes o embalses.

Las llamadas posesiones, en el centro de las explotaciones agrícolas, merecen una atención especial. Estas fincas rurales funcionaban en torno a una unidad agrícola, que empleaba a muchos trabajadores. De hecho, en el conjunto arquitectónico de las posesiones se distinguen las casas de los señores y aparte las casas de los amos, que eran los responsables del cuidado de toda la propiedad. Los propietarios de estas fincas han sido por lo general genealógicamente relacionados con los descendientes de familias nobles terratenientes. Lo que hace que cada una de las posesiones sea única es que se han adaptado a lo largo de siglos y han seguido las tendencias arquitectónicas de la época.





Lugares de ensueño como Sóller y, en conjunto, todas las localidades y pequeñas aldeas de la Serra de Tramuntana son el motivo por el que continuamente, tanto viajeros como locales, quedan prendados por semejante belleza y se enamoran de la isla de Mallorca. El binomio mar-montaña, que puede apreciarse desde las habitaciones y lugares comunes del Hotel Generoso, ofrece un paisaje natural sin igual y es un gran reclamo para amantes de la naturaleza y del deporte, así como para todo aquel que sepa valorar una estancia especial, tranquila e inolvidable en un enclave inigualable del Mar Mediterráneo.